Siempre quiso operarse, sacarse la verga y después de mucho tiempo lo hizo, se masturbo por primera vez y no podía dejar de gritar del placer

Descripción Compartir + Travestis

La putita desde pequeña siempre supo lo que quería, ella nunca se sintió como un hombre. No tenía dinero para operarse, así que empezó a tener sexo por dinero, lo que le gustó mucho porque sentía demasiado placer. Pero después de un tiempo cuando por fin pudo, no lo dudo y fue a operarse. Lo primero que hizo fue masturbarse y es que la putita tenía muchas ganas de tocarse y saber qué es lo que sentiría cuando se metiera un consolador y metiera sus dedos hasta el fondo. Le encanto, no podía creer que por fin no tenía más su verga, se mojó completa, gemía y gritaba del placer por lo que estaba muy contenta. Se metió todos los juguetes que tenía, no paro hasta que estuviera muy cansada.

Categorias: Madrid
Siempre quiso operarse, sacarse la verga y después de mucho tiempo lo hizo, se masturbo por primera vez y no podía dejar de gritar del placer
6 min
Videos shemales
La putita es comida porque cumple la fantasía de sus clientes, ella hace todo lo que le ordenan, pero siempre tiene que ser a cambio de mucho dinero. Esta vez la zorrita se arregló mientras el hombre estaba en la cama desnudo mirando todo lo que hacía. La morocha estaba preocupada de que no le gustara a su cliente lo que estaba haciendo, pero al final sí estuvo todo bien. Lo acaricio y le hizo lo que tanto sabe hacer. Le agarro la verga y empezó a masturbarlo, empezó a tocarlo para que se calentara, para que se le pusiera la polla bien durita. Se sacó la ropa poco a poco, quería que su cliente le rogara que fuera a la cama para romperle el culito, para hacerle de todo un poco. Y lo consiguió, la putita se dejó hacer de todo por su cliente.

La putita es comida porque cumple la fantasía de sus clientes, ella hace todo lo que le ordenan, pero siempre tiene que ser a cambio de mucho dinero. Esta vez la zorrita se arregló mientras el hombre estaba en la cama desnudo mirando todo lo que hacía. La morocha estaba preocupada de que no le gustara a su cliente lo que estaba haciendo, pero al final sí estuvo todo bien. Lo acaricio y le hizo lo que tanto sabe hacer. Le agarro la verga y empezó a masturbarlo, empezó a tocarlo para que se calentara, para que se le pusiera la polla bien durita. Se sacó la ropa poco a poco, quería que su cliente le rogara que fuera a la cama para romperle el culito, para hacerle de todo un poco. Y lo consiguió, la putita se dejó hacer de todo por su cliente.